Industrias y las startups en el mundo Post-COVID — El silver Lining (Parte III)

En el artículo anterior expusimos algunas de las oportunidades en áreas como salud, turismo y entretenimiento. En los párrafos siguientes daremos un brochazo inicial a la industria financiera y a la agrícola.

Pd 1: Si quieres leer el artículo anterior entra aquí:

Pd 2: Si quieres leer el primer artículo de la serie entra aquí:

¿Qué oportunidades y problemas existen a lo largo de las diferentes verticales? En este artículo desarrollaremos dos industrias que soportan el desarrollo de la región y donde actualmente hay un gran número de startups tratando de resolver problemas intrínsecos en cada una de ellas. Aún así, existen grandes áreas de oportunidad para aprovechar (especialmente en Perú donde todavía queda mucho por hacer). Estoy hablando de la industria financiera y la agrícola:

El futuro de la industria financiera

El soporte de todos los negocios es la industria financiera. Incluso los negocios más tradicionales están soportados por una infraestructura tecnológica, que aunque sea antigua, es tecnológica. Esto da una señal muy clara, que ante la disrupción actual y continua de los modelos de negocios (y costumbres de la persona de a pie), se tienen que modificar no solo la infraestructura que soporta el actual sistema financiero, sino los productos y servicios que se brindan. Es decir, un cambio de 180 grados en todas las direcciones (la industria financiera es ancha y ajena a diferentes productos y servicios que atienden cosas muy diferentes).

Cambiar el sistema financiero es más fácil decirlo, que hacerlo y se puede ver que en la adopción de incluso los productos financieros más básicos, como una cuenta de ahorros o una tarjeta de crédito, que en regiones en desarrollo como la nuestra, aún son difíciles de escalar (miren el nivel de bancarización que tenemos). Esto sucede, no por falta de intentos, ni de buenas intenciones, sino por la falta de desarrollo de estos productos financieros en base a las necesidades reales de la población latina. Estos servicios y productos pecan de ignorancia (no son creados en vista a la clara falta de educación financiera de la región) o por haber sido creado a partir de dark patterns, en LatAm lo hemos visto todo.

Es aquí donde las startups vienen a salvar el día. Especialmente, contando el gran cambio de confianza que se ha generado en esta coyuntura. Por la ventana, salió la confianza a instituciones financieras que no supieron cómo responder ante la pandemia, por la puerta entraron tanto las instituciones que ágilmente replantearon nuevas soluciones y las startups que ahora, con la ayuda de que todo es remoto (desde la educación a entretenimiento a las compras de la semana), pueden generar relaciones más estables y fuertes con potenciales usuarios.

Y claro, solo una startup no va a resolver problemas tan complejos, pero todas en conjunto, proponen una visión más optimista para los siguientes años. Estamos refiriéndonos a soluciones de factoring a insutech, de pagos digitales sin contacto a challenger banks, de customer engagement platforms a soluciones para mypes, de remesas a lending y muchas más. Claro hay muchas startups creciendo en esta industria pero es un mercado que para el 2021 será de 150 billones de dólares. Espacio no falta.

Lamentablemente, todavía a los gobiernos latinos aunque activos les falta agarrar el paso de las startups para poder dar el suficiente oxígeno legal para que puedan proponer cada vez soluciones más adecuadas y mejor diseñadas para una población que desesperadamente lo necesita.

Agritech — Del campo al machine learning

Si eres peruano probablemente has escuchado el caso de Jorge Herauld, emprendedor peruano que en silicon valley creó Blue River Technologies, startup que finalmente fue adquirida por más de 300 millones de dólares, por el gigante John Deere. Blue River no es solo una gran startup, es un gran ejemplo de lo que se puede lograr en agritech.

Claro, en LatAm el agritech todavía está desarrollándose pero eso no significa que no puedas hacer una startup y hacerla crecer. Problemas y oportunidades, no faltan. LatAm es la región con mayor exportación de alimentos y es la tercera región con tierra arable. Esto es solo el principio. Contando toda la estructura del viaje del campo al usuario final hay oportunidades en big data agrícola, agricultura de precisión, marketplaces b2b, biotech (claramente una industria por sí sola, pero con vital importancia en el landscape agrícola) blockchain para seguridad y salud, DTC y logistica inteligente.

Y estas oportunidades han crecido y son más visibles dado que la coyuntura COVID ha dejado ver, sobretodo lo tan frágil que es nuestro sistema alimenticio y la necesidad de hacerlo resiliente. Esperemos que estos tiempos tengan dos efectos:

1. Propiciar más innovación en el sector (que en Perú no estamos quedando atrás).

2. Propiciar que más inversionistas internacionales agregar valor al invertir en startups de la región.

Pero como mencionamos en los otros artículo es relevante notar que este silver lining es por ahora una oportunidad, más no un hecho, por lo que, queda en manos del ecosistema (emprendedores, inversionistas, gobierno, academia, corporativos y las organizaciones de apoyo) poder apoyar a las soluciones que nos van a sacar de esta crisis.

Pd 1: Este es el tercer artículo sobre las oportunidades que vemos en diferentes industrias. En próximos artículos tocaremos temas adyacentes y casos reales de startups en el mundo post-COVID.

Pd 2: Si quieres leer sobre un tema específico en los artículos UV ingresa tu sugerencia aquí:

Startup accelerator from Peru 🇵🇪! We invest and empower high-impact entrepreneurs in LatAm.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store